Sleep a moment es un espectáculo de hipnosis con participación activa por parte del público y risas continuadas.

Las personas hipnotizadas verán a sus famosos favoritos en directo, se olvidarán de su propio nombre, se enamorarán de un extraño y reirán sin poder contenerse.

Un hipnotizado puede comerse una cebolla a mordiscos pensando que es una manzana, y hasta dejar de reconocer a su mujer o a su marido instantáneamente.

Al final del espectáculo la catalepsia pone la nota de impresión visual: un voluntario quedará completamente rígido sobre dos sillas pudiendo sostener en su vientre el peso de una persona de pie.

Un espectáculo sin duda sorprendente y apto para todos los públicos, aunque los participantes siempre serán adultos.

Sleep a moment